Taty Wust | Cosmopolitan
267
post-template-default,single,single-post,postid-267,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Cosmopolitan

Cosmopolitan

Esta mañana, tres integrantes de la redacción de Cosmo tuvimos el privilegio de vivir la #ExperienciaTaty. A las 10, llegamos a su estudio de makeup y cuidado de la piel de Taty Wust, ubicado en Recoleta, donde nos recibieron con un desayuno delicioso. Después de un café y algunas cositas dulces, decidimos comenzar con nuestro #JuevesBeauty.

“¿Saben qué es lo primero que hay que hacer antes de maquillarse?”, nos preguntó Ana Bonadé. “Tener el rostro limpio y humectado”, respondimos. Y eso hicimos: de a una pasamos por un gabinete donde nos hicieron una limpieza de cutis con hidratación.

Luego, el makeup. Flor y Dana fueron maquilladas por Lula Appiani (N. de la R. Antes de ser maquilladora era psicóloga de niños. Un caso testigo de quien convirtió su hobby en una segunda profesión) y Sofi por la mismísima Taty Wust. Fundamental: que el maquillador conozca tu estilo y los tonos con los que te sentís más cómoda. En el caso de Flor fue un makeup de día con colores muy suaves; Sofi eligió unos smokey eyes y labios nude y Dana, la más joven del #CosmoTeam, aprovechó para alistarse para su salida de esta noche y optó por un delineado en gel negro, trío de sombras y arqueado de pestañas.

Nuestras melenas quedaron en manos del estilista Matías Coullery. Un genio. Siguiendo con el estilo de cada una, a Flor le hizo una cola de caballo baja, a Sofi un rodete rocker y a Dana una trenza lateral con unas ondas al agua.